Seguros de salud Dental Mapfre
31 marzo, 2012
Objetivos y Medidas en la Salud Dental
31 marzo, 2012
Mostrar todo

Salud Dental: Alimentos y bebidas dulces

 

 

Tomar bebidas y alimentos con fuerte acidez o azucarados afecta a la erosión dental y, en consecuencia, al desarrollo de caries.

Una muy buena investigación de los estudios científicos realizada por investigadores de la Universidad de Boston pone en entredicho la seguridad para la salud dental del consumo de alimentos y bebidas sin azúcar.

Los expertos solicitan que no se han estudiado con profundidad los potenciales efectos nocivos de los aditivos ácidos comunes en estos productos que, por su composición ácida, reducen el pH de la saliva y pueden, por tanto, debilitar el esmalte dental y favorecer el desarrollo de caries.

Por su constitución natural, ciertos alimentos y bebidas son revolucionarios para los dientes.

Se encierran los productos ácidos (bien por el ácido natural del propio alimento o porque contienen aditivos acidificantes o acidulantes) y azucarados, ya sean dulces por naturaleza o porque cuentan con azúcares acrecentados.

Concuerdan en esta descripción alimentos de consumo cotidiano como extractos de frutas, bebidas refrescantes o azucaradas, mermeladas, chucherías, además de dulces de bollería, repostería y chocolatería.

Efectos de los aditivos alternativos

Como invención, un reciente informe realizado por investigadores de la Escuela de Medicina Dental de la Universidad de Boston pone en reprobación la seguridad para la salud dental de los alimentos dulces sin azúcar.

Según el informe, en ellos es común la sustitución de este edulcorante por otros carbohidratos fermentables, con el objetivo de evitar la caries dental.

Es el caso de todo tipo de productos de confitería, repostería, pastelería y bebidas.
Entre los aditivos alternativos más comunes figuran los llamados «azúcares alcohol». Los más populares son el xilitol y el sorbitol.

El primero cuenta con la aprobación de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaría (EFSA) por sus efectos positivos en la salud dental, ya que ayuda a reducir la incidencia de caries.

El problema que plantean los autores de la investigación se narra a la presencia de aditivos ácidos como saborizantes, aromatizantes y conservantes (ácido cítrico o E330, ácido ascórbico o E300, ácido fosfórico o E338, los más usuales) en multitud de productos sin azúcar.

Los investigadores plantean la necesidad de estudiar el potencial efecto negativo de los conservantes ácidos sobre la erosión de la placa dental, ya que son componentes habituales en alimentos y bebidas dulces sin azúcar de consumo cotidiano.

Años atrás surgió como propuesta novedosa la adición de calcio a los zumos, como método para neutralizar la propia acidez natural del alimento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × tres =