Seguro Vidacaixa para hogar credito
8 enero, 2013
Cómo elegir el mejor perro para ti
9 enero, 2013
Mostrar todo

¿Por qué usar el casco para conducir moto?

La moto ofrece un servicio espléndido a la hora de viajar y conocer lugares nuevos. La sensación de libertad que produce en el conductor, sumado a la ligereza en cuanto al manejar y facilidad de maniobras lo convierten en un vehículo rápido y manejable. A la hora de aparcar y sortear atascos da un puto de beneficios más alto, ya que como cabe en un sitio reducido en comparación con los coches, puede detenerse en aparcamientos más pequeños o rebasar a los coches que esperan en largas colas.

Sin embargo, no sólo hay que alabar las ventajas de las motos pues también tienen inconvenientes que quizás sea lo peor de ellas, la alta tasa de accidentes que sufren los motoristas y la peligrosidad de un accidente mientras se maneja una moto en comparación con un coche. Esto es tan simple como que en un coche se va protegido en cierta medida por el habitáculo y los sistemas de seguridad que posee el vehículo, mientras que con la moto se está expuesto a salir volando por los aires en caso de accidente, por lo que es importante contar con un seguro de moto.

El motorista, como protección personal que salvaguarde su vida en caso de accidente solo tiene las ropas especiales antiquemaduras que lo protejan de golpes y rasguños y el casco, el cual lo protegerá de una muerte segura en caso de que el accidente le haga colisionar la cabeza contra el suelo o contra cualquier objeto.

El hecho de que durante la circulación en las carreteras nacionales, así como en las autovías y autopistas los vehículos tanto grandes como pequeños alcancen grandes velocidades que ni siquiera en los coches y camiones aseguran que en los accidentes puedan los conductores tener una integridad absoluta contra la muerte.

Los motoristas, pueden alcanzar y alcanzan y muchas veces rebasan las velocidades de los vehículos más grandes, pues su vehículo al ser más pequeño y manejable da una impresión de libertad en la que los motoristas a veces se ven envueltos y olvidan las precauciones varias que se deben tomar.

Tanto si ha sido por negligencia, por omisión, o simplemente porque el ambiente atmosférico ha ocasionado el accidente, las posibilidades de que un motorista se salve tras el accidente residen exclusivamente en la protección de su cabeza. El casco, además de estar perfectamente atado, debe ser de buena calidad, protegiendo su cabeza contra cualquier golpe y evitando la fracturación del cuello del motorista por choque.

 

Imagen: gsxr.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × tres =

Centro de preferencias de privacidad

    Necessary

    Advertising

    Analytics

    Other