Responsabilidad Civil Voluntaria en Nuez Seguros
21 abril, 2012
Planes de pensiones garantizados
22 abril, 2012
Mostrar todo

Plan de Previsión Asegurado

El Plan de Previsión Asegurado (PPA) es una figura aseguradora que se recoge en el Real Decreto 27/2003, de 10 de enero, por el que se modifica el artículo 50 del Reglamente del IRPF.

Se trata de un Seguro de Vida- Ahorro Individual, pensando en aquellas personas preocupadas por su jubilación y que persigan desgravación fiscal, que deseen realizar una aportación periódica o invertir unos ahorros para constituir un fondo que, sumado a una rentabilidad garantizada, complemente a otros sistemas de previsión social.

Ventajas:

– Flexibilidad en cuanto a la forma de pago y el importe de las aportaciones, pudiendo ser estas periódicas, extraordinarias o únicas.
– Transparencia a la hora de contratar el seguro, dado que el tipo de interés que se comunica es neto de gastos.
– Seguridad, dado que el tipo de interés se actualiza cada 6 meses, conociéndose éste antes de que comience el semestre.
– Gran flexibilidad a la hora de recibir la prestación:
En forma de capital
En forma de renta
Mixta: Una parte en forma de Capital y el resto en forma de Renta

– Posibilidad de traspasar los derechos consolidados de otro Plan de Previsión Asegurado o Plan de Pensiones al Plan de Previsión Asegurado de Cajastur Vida, y viceversa, sin coste ni pérdida fiscal.

– Excelente tratamiento fiscal.
– Garantía del capital aportado, dado que se asegura un tipo de interés minino del 1% neto de gastos.

Condiciones:

->Las aportaciones que contempla el PPA pueden ser:
Únicas o periódicas (mensuales, bimestrales, trimestrales, semestrales y anuales), con una prima mínima de 60 euros.
Extraordinarias, en cualquier momento, por un importe mínimo de 400 euros.

->Clientes asegurados entre 18 y 64 años

Fiscalidad en los planes:

La principal ventaja es reducir la base imponible del IRPF, con los siguientes límites máximos, dependiendo de la edad del aportante:

  • Si usted tiene hasta 50 años, el límite anual es 10.000 € (con el tope del 30% de la suma de los rendimientos del trabajo y de actividades económicas)
  • Si tiene más de 50 años, el límite es de 12.500 € (con un tope del 50% de los ingresos).

Estos límites podrán subir ya que, con independencia de las reducciones anteriores, si su cónyuge percibe rentas inferiores a 8.000 euros anuales, podrá reducir las aportaciones realizadas a favor de su cónyuge, con el límite máximo anual de 2.000 euros.

Existen casos especiales para aquellas personas con minusvalía igual o superior al 65%, que podrán aportar hasta un límite de 24.250 euros. Y si usted es familiar de minusválido en línea directa, colateral hasta el tercer grado o cónyuge, y quiere hacer aportaciones a favor de éste, podrá hacerlas de forma complementaria a la suya, siempre con el límite de 10.000 euros anuales. En ningún caso podrá superarse conjuntamente el límite de 24.250 €.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 + 1 =