Seguro de Salud Dental de Cigna
20 agosto, 2012
Centro de seguros para perros
20 agosto, 2012
Mostrar todo

Cuidado de la salud dental

 

 

 

 

El elaborado cuidado de la salud bucodental no se da directamente por contratar un seguro dental, ya que es mejor no tener que usarlo.

Para esto lo mejor y más respetable es llevar a cabo un cuidado permanente de los dientes y que se encuentren lo más sanos posibles junto a una correcta y equilibrada alimentación, ya que muchos alimentos provocan las caries y algunos otros males bucales.

Además de asegurarse de tener las dosis diarias y requeridas de calcio, fósforo, vitaminas D, C, A y B12, Flúor y Niacina. Debido a que son necesarios para que sus dientes puedan mantenerse fuertes, y libres de bacterias.

Otro tipo de cuidados de los dientes aunque suene más sentimental que científico son los besos, ya que estos cuanto más apasionados mejor, debido a que la saliva es una ayuda para mantener limpia la boca y así reducir el ácido uno de los enemigos del esmalte dental, también se recomienda el masticar chicle sin azúcar y con xilitol, esta sustancia es la que combate las bacterias bucales.

El chicle, es ideal por que al masticar se produce un aumento de la saliva, lo que genera una limpieza dental, evitando entre otros males sobre todo después de haber comido, y la halitosis o el conocido e indeseado mal aliento.

Tanto el chicle como los besos son un complemento a lo más importante como es mantener una buena limpieza bucal. Para ello recomiendan cepillarse tres veces al día, y sobretodo tras las comidas. Lo ideal es hacerlo con un cepillo eléctrico, ya que logra eliminar hasta un 60% más de placa en 3 meses respecto al cepillo común.

Un correcto cepillado se debe hacerlo utilizando de forma correcta el cepillo logrando reducir el riesgo de caries dentales y de enfermedad periodontal.

Lo mejor es utilizar un cepillo de cerdas suaves y con una pasta dental con flúor que haya sido aceptada previamente por la ADA y que ayuda a remover la placa y restos de alimentos, debiendo reemplazar el cepillo cada 3 meses.

El cepillado en las superficies exteriores e interiores, debe hacerse en un ángulo de 45 grados contra la línea de la encía con movimientos cortos del largo de medio diente.

Para las superficies masticatorias, tomar el cepillo en manera plana y cepillar para atrás y para adelante.
Mientras que en las superficies interiores de los dientes del frente, girar el cepillo verticalmente y mover la punta del cepillo hacia arriba y hacia abajo.

Cepillar la lengua con un movimiento de atrás para adelante barriendo para poder remover las partículas de alimentos y refrescando la boca.

Utilizar el hilo dental, ayuda a remover la placa y las partículas de alimentos de entre los dientes y bajo la línea gingival.
Enrollar una parte del hilo de unas 18 pulgadas unos (46 cm) alrededor de los dedos del medio y una pulgada (2.5 cm) en tensión.
Introducir el hilo dental entre los dientes, limpiar para arriba y para abajo una serie de veces curvándolo alrededor de los dientes en la línea gingival.

Pasar el hilo por detrás de la última muela. Además de pasar el hilo dental alrededor de los dientes de apoyo de los puentes y debajo de los dientes artificiales con un enhebrador de hilo dental.

Un efectivo cuidado de la salud bucodental evitará tener que recurrir reiteradamente los seguros de salud dental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + nueve =