Cómo llevarse bien con los vecinos
8 Marzo, 2013
¿Qué hacer si se rompe una rueda de la moto en la carretera?
8 Marzo, 2013
Mostrar todo

¿Qué hacer si se daña la cosecha?

Para una persona que se dedique de forma profesional a la agricultura, el mayor temor que tiene es que se produzca daños, ya sean por plagas, o por daños metereológicos que destruyan en gran parte o totalmente su
producción agrícola. Esto puede ser un gran lastre para la economía del agricultor, ya que por el trabajo de todo el año, habrá perdido las ganancias pretendidas y su trabajo de meses o incluso de todo el año, habrá sido en balde.

Los destrozos causados por estas circunstancias son inevitables e imprevisibles. Sin embargo, el agricultor avistado, conociendo los riesgos que asume al sembrar en el campo, pues la agricultura puede generar beneficios o
pérdidas en función de lo que ocurra y también en los precios que manejen los mercados una vez recolectados, por tanto, ya que los beneficios nunca podrán estar garantizados, ni aun cuando la cosecha sea buena, lo más indicado es
la contratación de un seguro agrario, para que cubra los riesgos que se puedan preentar durante el crecimiento de los alimentos cultivados.

Este tipo de seguros, puede variar en coberturas, para dar un precio más alto o bajo, según escoja el agricultor, ofreciéndoles ciertas franquicias mínimas por el destrozo, pero otorgándole un pago aproximado del gasto que haya efectuado el profesional más los beneficios esperados por su producción que haya dejado de percibir por los destrozos.

Una vez se haya suscrito el contrato del seguro al principio de la producción, los asegurados pagará una prima concreta, si es la fijada por la compañía, o bien una prima determinada, mensual o anual, si así aparece en su póliza. Si
por desgracia el agricultor durante la producción sale perjudicado, deberá contactar con la aseguradora con la que contrató para indicarle lo ocurrido y que envíen un perito para calcular todas las pérdidas obtenidas y así otorgar la
indemnización que le tocará percibir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *